¿Qué es el picking químico?

Exenciones en el transporte ADR
25 abril, 2017
Importaciones y exportaciones de productos químicos en España
26 mayo, 2017

Dentro del conjunto de procedimientos que se llevan a cabo en la logística de los productos químicos encontramos el denominado “picking”. Este término anglosajón significa “recogida” y en eso consiste fundamentalmente aunque, teniendo en cuenta que estamos tratando con productos potencialmente peligrosos, las características de un picking químico difieren en cuanto a las medidas de seguridad del de otro tipo de productos, siendo éstas mucho más estrictas.

En el picking químico confluyen, no sólo la recogida de los materiales en si, sino también su correcta preparación. El picking es básicamente la preparación del pedido, en coordinar el envío desde su almacenamiento hasta el fin del destino para mejorar la eficiencia. Así, en primer lugar, es de gran importancia que las instalaciones se adecuen correctamente a las necesidades del tipo de materiales que se van a almacenar antes de su transporte. Son muchos los factores a tener en cuenta en el caso del almacenamiento de mercancías peligrosas: por ejemplo, existen materiales de los cuales debe evitarse su almacenamiento conjunto, introduciendo  una determinada distancia de seguridad para evitar efectos en cadena. De esta manera, el espacio ha de quedar dividido en zonas, todas y cada una de las cuales deben cumplir con las medidas de seguridad establecidas.

Dentro del picking químico o picking general, encontramos el packing, que es la parte del envasado del producto y donde también  se tienen que tener muy en cuenta las propiedades del producto. Cabe destacar que no es lo mismo el proceso de packing de productos químicos que uno convencional.

En el momento en que un cliente realiza un pedido y debe llevarse a cabo el picking quimico, la logística del proceso tiene que llevarse a cabo de la forma más efectiva posible, evitando cualquier tipo de incidencia. Para eso, es esencial que el procedimiento sea ejecutado por personal cualificado que esté familiarizado con el entorno, que sepa perfectamente el proceso a desempeñar y que conozca el sistema de referencias a través del etiquetado establecido (grupos de materiales y nivel de peligrosidad). Así, la carga de los materiales en el método de transporte se efectuará de manera ordenada y consciente, mediante un picking de carga que siga la normativa establecida y que continúe con la correcta agrupación de los materiales para evitar incidencias.

De esta manera vemos cómo, antes de proceder propiamente al transporte de productos químicos, se realizan otras acciones que forman parte de la logística global en la distribución de las mercancías de este tipo. En el servicio de picking químico, atenerse a los procesos internos y a las normativas gubernamentales da como resultado la salida más adecuada para los productos, lo cual incluye la elección del método de transporte más óptimo de la flota disponible y su acondicionamiento en los contenedores predeterminados, de forma que queden aislados tanto materiales como sustancias.