Nalco y BDtrans, un caso de éxito

Nueva normativa que regula la correcta estiba de la mercancía
21 junio, 2018

Las torres de refrigeración son uno de los grandes caballos de batalla de las instalaciones industriales. Presentan enormes ventajas desde el punto de vista de eficiencia y economía de los procesos, pero tienen un talón de Aquiles: requieren de un mantenimiento extraordinariamente riguroso ya que presentan riesgos para la salud, en especial la posibilidad de la aparición de la bacteria de la legionela, por lo que están sometidas a una estricta normativa en lo relativo al establecimiento y monitorización de programas de mantenimiento.

Las operaciones de mantenimiento  higiénico-sanitario incluyen, entre otros,  los programas de tratamiento de aguas, limpieza y desinfección que han de prevenir la aparición de brotes de legionela, para cuya aplicación no se cuenta habitualmente con personal propio especializado y adecuadamente formado, y se recurre al asesoramiento y gestión externa.

NALCO Ecolab es líder mundial en soluciones para el tratamiento de aguas y, entre ellas, se encarga no sólo de proponer las formulaciones más adecuadas para el tratamiento de las aguas de refrigeración, sino también de la gestión de las instalaciones del cliente.

Una vez determinado el tipo de tratamiento y dosificación adecuadas, monitoriza el consumo de los depósitos de aditivos en casa del cliente y, cuando llegan a un nivel prefijado, se encarga de ejecutar la operación de rellenado. Esto exige un alto nivel de flexibilidad en las entregas, ya que hay que realizarlas en el momento oportuno para evitar fallos en los programas de mantenimiento.

La operación de reposición de aditivos, generalmente compuestos químicos de una cierta peligrosidad, está sujeta al cumplimiento de exigentes normativas a nivel de seguridad y salud y, para llevarla a cabo, NALCO escogió a BDTrans como colaborador preferente gracias a su servicio “transfer service”. Así, cuando se detecta que es necesario reponer un depósito, NALCO genera una orden de entrega a BDTrans que, a través de sus equipos y personal especializado, se encarga de realizarla en las instalaciones del cliente.

Para poder llevar a cabo estas operaciones, BDtrans no sólo cumple con la normativa de Coordinación de Actividades Empresariales (necesaria para operar en instalaciones ajenas), sino que sigue el protocolo interno de seguridad ZDD (Zero Defect Delivery), que NALCO exige para llevar a cabo la transferencia, y que contempla todos los requisitos de formación y acreditación, utilización de equipos específicos de protección individual, y secuencia correcta de operaciones para certificar la seguridad de la transferencia.

Hace más de 15 años que BDTrans no ha tenido ni una sola incidencia de seguridad en las operaciones de transfer service, lo que acredita que además de ser un proceso totalmente automatizado, es completamente seguro tanto para las personas como para las instalaciones.

Área Clientes