Los especialistas del transporte ADR

Restricciones de circulación en vehículos de transporte ADR
17 julio, 2017
Nueva normativa que regula la correcta estiba de la mercancía
21 junio, 2018

En un proceso tan delicado como el transporte ADR existen diversas fases que deben ser llevadas a cabo con la mayor profesionalidad y que, por lo tanto, necesitan de personas formadas que conozcan a la perfección los protocolos a seguir en cada caso. A continuación hablaremos sobre quiénes son los especialistas ADR y qué funciones desempeñan en cada caso.

Una de las figuras imprescindibles del transporte ADR es, precisamente, el transportista, es decir, la persona encargada de trasladar los materiales de un punto a otro en los vehículos aptos (y acondicionados) para dicha tarea. Las responsabilidades del transportista, además, incluyen asegurarse de que el vehículo que se utilizará para el transporte esté correctamente señalizado e incluya las placas necesarias que informen al resto de conductores de la carga contenida. Este tipo de señalizaciones están sujetas a la clasificación de materiales peligrosos y permiten añadir claridad y prevención en el proceso de transporte.

Hay que tener en cuenta que los especialistas ADR tienen que tener un certificado que acredite que son aptos para desempeñar estos procedimientos. En el caso de los conductores, deben superar un curso de formación inicial que deberán ir actualizando cada cinco años para poder prorrogar el periodo de vigencia. Estos cursos contienen información de manejo tanto de materiales peligrosos del tipo más básico como de aquellos que están catalogados como explosivos o radiactivos, así como otros aspectos esenciales en el transporte de estos materiales.

Otro tipo de especialistas ADR son los encargados de cargar las cisternas, también llamados “llenadores”. Estos, además de estar al tanto de las medidas de seguridad propias de dicho procedimiento, también deberán encargarse de mantener visible el etiquetaje correspondiente. En el momento de preparar los materiales para su transporte, todas las señalizaciones comprendidas en los paneles naranjas, así como las placas y etiquetas, deben quedar dispuestas según indica la normativa. Esto debe seguirse en cualquier caso, independientemente de las dimensiones del contenedor o de la cisterna que se vaya a emplear para el transporte.

Finalmente, otros de los especialistas ADR que intervienen en el proceso de gestión de estos materiales peligrosos son los descargadores, es decir, las personas que se encontrará en el punto final de trayecto y que serán las encargadas de revisar que el envío es el correcto. Antes de proceder a la descarga hay que comprobar que la mercancía es la que se espera; esto se realiza a través de la comprobación del documento de transporte contrastada con la información incluida en la cisterna/contenedor/etc., otra de las razones por las que es tan importante que todo esté correctamente señalizado. De esta manera se evitarán problemáticas y el proceso podrá seguir los protocolos fijados. Además, es necesario cumplimentar un documento de control, donde se confirma que tanto el transportista como el vehículo tienen todos los documentos y certificados en regla. Se certifica también que disponen de todo el equipamiento general e individual necesario para poder realizar la entrega de la mercancía ADR conforme la legislación vigente: EPIs, instrucciones escritas, carnet ADR y seguro de mercancías, entre otros.

Cuando se finaliza la descarga, en el caso de BDtrans, los chóferes actualizan la información de la entrega en el sistema informático. De esta manera el cliente puede ver en todo momento toda la información detallada de su pedido y de si la descarga se ha realizado sin incidentes. En el sistema se registra toda la información sobre los productos peligrosos de todos los albaranes que se transportan, registrando los kilos de productos por:

  • ONU’s
  • Grupos de embalaje
  • Frases «H»

La mercancía ADR siempre viaja con el albarán de BDtrans y el del cliente (en el caso de mercancía ADR se considera carta de porte) para poder tener toda la información y especificaciones del producto. De esta manera se evitan posibles sanciones tanto para el expedidor, como para el cargador y el transportista. Introduciendo toda esta información en nuestro sistema informático nos permite confeccionar las hojas de distribución de toda la mercancía que cargamos en nuestras instalaciones en las que aparece un listado resumen de las mercancías peligrosas que transportamos agrupadas por clase ADR. Esto permite facilitar al chófer la información sobre si debe poner las placas naranjas o no y la existencia de incompatibilidades de transporte de diferentes ONUs.

 

Área Clientes